martes, 15 de enero de 2013

Dias de Bruja


Hay días en el ocaso
que soy la Bruja
dejo crecer mis cabellos
mi cabaña huele a hierbas
mi hombre tiene mirada perdida  
dejo mis pechos caer
me es indiferente el trapo de seda
el mueble fino
los modales los consejos
me llaman las cabañas
los lobos salvajes
la ira inmemorial
susurran los gatos de mi cementerio
Pongo Mandrágora en el potaje
hierba Toloache en tu café
¡oh amor mío salvaje!
tu cabello de sombra
calla
el mundo quiere meternos tijera
y no ha podido, amado mago.
Hay días en que mejor
me retiro,
a un un Sabbath lejano, montañoso, prohibido.
¡ahí va!...la bruja...
dirán
como si fuera una perra salvaje...
a media noche se incendia
como una pira
frente a la ventana
mirada perdida
flotando
diciendo metáforas,
solo vuelve al primer pájaro
y algo refresca... si... el amanecer
que alivio
la tierra
la vida
tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario